jueves, 7 de enero de 2021

Esta vez los reyes me trajeron carbón.








Esta vez los reyes me trajeron carbón.

Con mi regalo hice una hoguera y quemé mis creencias.

Me quedé solo con mis bodegas.

Preferí mosto y un arca para rescatar especies.


Ni sé navegar 

ni me gustan los animales en propiedad.

Naufragué. 

¿Lo dudabas?


Suelo jugar a la lotería.

Compro un número y confío en que soy el elegido.

Nunca pierdo…

…la mala suerte me escoge a mí de entre los ganadores.  

Aún así he buscado, he tenido y me he aburrido.

Me falta la cuarta temporada de la serie:


REMONTAR.


Y lo hago…

Cada día despierto y espero.

Cada día espero y me resigno.

Cada día me resigno y despierto. 


La muerte de mis padres supuso el comienzo de mi final

y a su entierro acudió la vida a invitarme a continuar. 


En contra de mi naturaleza

no me jode lo que me pasa.

Me jode estar ahí cuando pasa.


¿Bailas? —escucho en mi cabeza.

Hay feos, feas, guapos y guapas en la pista.

¿Reconoces a quién te hará ganar el concurso?

Los jueces ni saben bailar (risas enlatadas).


¿De verdad quiero participar?


Y mientras reflexiono mi respuesta

la orquesta toca mi canción preferida. 


Lo tengo claro… 

a carbón regalado le importa poco

 que le mires el dentado. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario