jueves, 30 de junio de 2016

de la misma clase que mi madre...

Me acarició la mano y me prometió algo más.
Supuse que era un farol. 
Aún así la invité a otra cerveza.
Me disculpé y fui al baño.

Al regresar su botellín estaba vacío, 
 ella me esperaba de pie
y con las llaves de su coche en la mano.
Había pagado en mi ausencia.

Cualquier mujer que te invite a alcohol
y luego pretenda llevarte a su cama
tiene que esperar poco de ti.

Eso me tranquilizó. 
A esas horas yo estaba más pendiente de otro trago
que de un buen polvo.

Se lo dije y pareció entenderme.
«No hay que follar esta noche… los dos estamos cansados…
mañana será otro día» me dijo. 

La miré con verdadero interés… y le pregunté:
«¿Qué clase de mujer eres? 
¿Cómo es que no esperas nada de mí?»

Tardó unos segundos en contestar…
antes me miró divertida y se humedeció 
los labios con la lengua.

«Soy de la misma clase que tu madre…
¿O crees que ella sigue esperando algo de su hijo?»

Ni qué decir tiene que al día siguiente
me fui de su casa antes de que se despertara. 





domingo, 5 de junio de 2016

el padre de la novia era proctólogo


Se quiebran los acordes
y sobre el pentagrama
se esparcen disonancias
que suenan a decepción.

El verano se barrunta largo,
seco y poco cálido.
Digno de un dibujante de cómic
enamorado de las historias
del miserable Poe.

La obra de una artista
debería ser siempre anónima
para que la prensa rosa no adultere
ni una coma de sus sintagmas.

Pero hablar de escritores es hablar de nada
cuando lo que se quiere decir
ha de limitarse a contar la verdad a una mujer.

«Te quiero» le dijo la hija del verdugo al reo,
a lo que el padre compungido intervino advirtiendo:
«Tampoco este iba a durarte más de siete polvos»

Y efectivamente la chica volvió a enamorarse cada primavera;
mientras su progenitor afiló el hacha con menos esmero cada una de esas veces.
«Golpe o tajo todo matará una vez que los labios de mi hija
se aburran de besar» se resignaba.

Hoy, tú, princesa mía... acabas de presentarme a tu padre:
¿Cómo no me habías dicho que era proctólogo?