martes, 14 de mayo de 2019

me corra o no la puta me cobrará la carrera.





Sobrio me asusta la muerte.
Desearla me embriaga.

Me corra o no
la puta va a cobrarme la carrera.

Mi dios ha colgado el cartel de:

«Enseguida regreso, 
me ausenté otra eternidad»

Mientras tanto 
mi relojero me da largas:

«Los tipos como tú —me acusa —,
no cuidan sus relojes.
¿Por qué no llamas a tu madre?
De no ser por ella no sabrías
dar cuerda ni a la muñeca de tu hermana.

Pero yo no tengo hermana.

Mi hermano mayor me contó
que no llegó a nacer porque no,
y los espíritus de mi cama
que por mi culpa.

Podrías pensar que tengo un trauma
pero no siempre es así.

A veces es peor.

A veces me alegro 
cuando la empresa
 me ingresa la nómina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario