sábado, 20 de marzo de 2021

antes éramos niños





 

Antes éramos niños.

Ahora los niños no se nos parecen. 

Nos trataron tan bien los "viejos"

que nos erigimos como el centro de todo.

Así acusamos a los recién llegados

de haber cogido el tren antes de tiempo

y a los abuelos de contradecirse.


No hay puta que no domine un condón

ni gilipollas que no hable de más.


Luego estamos los de al lado.

Nos guste o no somos los vecinos

aunque prefiramos la propaganda 

en el buzón del otro.

Te rías como te rías

caerás de pie si la suerte te acompaña

y recibirás un puñetazo

del que se siente en desventaja.


Ningún delfín entiende de arpones

ni el hambre sabe de literaturas.


A veces deliro

y otras la cerveza me refresca.

Sea lo que sea que maneja todo esto

cuando escribo llego a una conclusión:


Sea la hora que sea.

Sea tarde o sea temprano...

 una multinacional

me exigirá recordar su contraseña

si quiero seguir trabajando.


¡Hay que joderse con la pescadilla!






No hay comentarios:

Publicar un comentario