viernes, 12 de junio de 2020

Solo sucede mientras duele a otro.





Los accidentes tienen la habilidad de parecer justos.
Nadie se ofende por padecer de estulticia,
y los que sacan arena de la tierra y
 mueren en nombre del progreso
son secundarios mientras no pertenezcan
 a nuestro árbol genealógico.

Hoy la verdad es tan sincera
como la inteligencia del más tonto de los periodistas.
Ni hay "conspiranoia"
ni los gatos pardos salen solo de noche.
Demasiados genios acumulados en siglos de historia
como para no cuestionarlos y desterrarlos.

Todos no cabemos.

Hubo Da Vincis antes de Da Vinci
como habrá nuevos Picasso
cuando la sociedad los requiera.
No se trata de morales y hogueras
sino de intereses y crisálidas. 

Mientras, seguimos sin resolver nada.
La hora contiene sesenta minutos
y en una hora uno hace todo y otro nada.
Ayer acabé la lectura de un libro
y no conseguí que mi pareja llegara al orgasmo.

Mañana tal vez sea peor
y el que no llegue al orgasmo sea yo.

No puedo mirar para otro lado.
Woody Allen ha sido ajusticiado por intereses comerciales.
Ninguno estamos a salvo.
Seas mujer. Seas hombre.
El despecho puede convertirte en un trapo.

Las leyes de todos ya no son suficientes
para cubrir las necesidades de uno.

Todo lo demás...
no tiene ningún propósito. 

Solo sucede mientras duele a otro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario